Crítica Toro de Kike Maillo

El cine español está cambiando y el público vuelve a ir a las salas de cine atraídos por los trabajos de los nuevos directores. Nos alegramos.

Kike Maillo estrenaba su opera prima Eva en 2011. Un thriller fantástico donde los seres humanos conviven junto a criaturas mecánicas. Con un reparto de lujo formado por Daniel Brühl, Alberto Ammann, Marta Etura, Claudia VegaAna Canovas y Lluís Homar fue una película que aunque no tuvo una gran repercusión en salas, si obtuvo premios en festivales y llamo la atención de su trabajo en el sector. Un guión y una historia con gran trasfondo que no deja en absoluto indiferente y llama a la reflexión.

Toro-785499918-large
Cartel

El pasado 26 de abril estrenaba su segunda película Toro. De nuevo utiliza como género el thriller aunque de un modo completamente distinto, pues si su primera película tenía una visión futurista, en este caso la historia tiene un cáliz completamente diferente donde la violencia va in crescendo. ¿Genera rechazo la violencia para el espectador? Desde nuestro punto de vista no, pues la violencia ya es parte de nuestra vida y de la realidad que aparece en los medios de comunicación, pero es que dentro de la historia está muy bien contado, son reacciones naturales ante los sucesos que acontecen y además el buen trabajo de los actores genera una total empatía total ante lo que está sucediendo a los personajes.

Lo primero que queremos destacar es la buena elección del reparto. Tres generaciones de actores,  José Sacristán, que está fantástico y que vuelve a la primera línea (en cines está semana además en cartel hay otro título donde es el protagonista QuatreTondeta de Pol Rodríguez), Luis Tosar realizando un papel bastante distinto del que estamos acostumbrados, y Mario Casas que sin ser santo de mi devoción logra hacer su personaje creíble. Pues bien, debería ser un éxito asegurado pues es una película que puede gustar a un variado público de distintas edades. ¿Cuál es el problema? Errores o mejor dicho no aciertos, en primer lugar comenzaría con la elección del cartel principal. Teniendo en cuenta de que muchas personas van al cine sin una elección preconcebida de la película que van a ver, el cartel escogido no es en absoluto actractivo.  Mientras que en el trailer si se ve claramente de que va la historia, el cartel que sirve como carta de presentación ha fallado. Lo extraño es que existe  un segundo cartel que a mi entender era más atractivo para con el tono de la película. Quizás si en primer plano hubiera estado Mario Casas, el actor de moda, hubiera conseguido algo más, pero poner a Luis Tosar como protagonista absoluto cuando en España no hay un conocimiento masivo de su persona es complicado.

El segundo problema creo que es el título escogido. La gente no creo que de primeras establezca la relación que se pretende. Toro es el mote con el que llaman a Mario Casas, aunque en ningún momento de la película se dice el por qué, aunque si se establece la comparativa con el animal a nivel visual. Bravo, valiente, fuerte pueden ser las características de Mario Casas en esta película pero de primeras no es una relación que el público pueda establecer y menos cómo titulo de una película.

Fotograma de la película
Fotograma de la película

Este tipo de producción española puede ser el futuro de trabajar en nuestro país. Hacer una co-producción entre varias CC.AA (Galicia, Cataluña y Andalucía) no es nuevo, pero que haya conseguido ser un producción grande como da la impresión al ver al gran número de personas que han participado es algo que me ha llamado mucho la atención. Fue un gustazo acabada la película ver todo el roll de títulos de crédito de todas las personas que habían aportado su granito en hacer está película. Unos títulos de crédito que casi nadie tiene la costumbre de ver, donde se expone información vital de la película y donde se enumera a todos los que han participado para dar forma a la creación de este producto audiovisual.

Nos ha llamado la atención que aun contando con la colaboración de un grupo como Atresmedia la labor de promoción haya sido tan escasa teniendo en cuenta las ventanas de que dispone. Quizás haya sido porque el consumo en estos meses es bastante inferior al de otras fechas para las salas de cine, no lo sabemos. Lo que está cada vez más claro es que el control de la producción del cine español está en manos de Telecinco Cinema, Atresmedia o Telefónica Studios. El resultado si bien podría haber sido positivo ha dado como consecuencia de productos comerciales que a veces poco tienen que ver con lo que es la idiosincrasia del cine español y de sus directores. Es una pena que poder contar con más recursos económicos se deje de lado la calidad con historias simples con personajes más estereotipados y el uso de recursos fáciles y caras conocidas para llamar la atención. Esperemos que esta apuesta se modifique, porque lo más positivo de que se introduzca una televisión como las mencionadas es que favorece la labor de promoción y distribución del producto con el aumento de número de copias que en una producción modesta a veces no supera ni las  30 copias lo que hace complicado que el público llegue a conocer este trabajo. Toro la película de Kike Maillo creo que es la excepción que confirma la regla.

Imagen promocional
Imagen making off

Destacar la elección de Ingrid García Jonsson como protagonista femenina y novia de Toro, una belleza rubia y con los ojos claros en contraste con el resto del reparto que son todos morenos, pero con los que se logran unos planos de contraste fantásticos sobre todo en exteriores.  Lo único que no nos ha gustado, es la banda sonora escogida, pero es una opinión puramente personal. Un acierto, sin embargo, es la forma y desarrollo del inicio de la película con dos cabeceras. Una sencilla y en negro con la inclusión de varios logos y principales de la película y en seguida la proyección de la primera secuencia, clave para el desarrollo de la película y después la cabecera principal emulando a las de 007 y que es un resumen visual fantástico de lo que vamos a encontrar en la película y un curro importante a nivel de posproducción.

Prácticamente todo lo que he comentado se deja atrás una vez que comienza la película, las escenas de acción está muy bien conseguidas, las localizaciones son fantásticas, sobre todo el gran edificio donde vive Romano, el malo de la película, José Sacristán. La elección de todos los personajes, incluida esa niña que parece un chico con su forma de vestir y su aspecto están muy bien y  por supuesto como ya hemos comentado el trabajo de Sacristán y Tosar llenan con su sola presencia y Casas que va mejorando en cada nuevo trabajo y con una muy buena dirección. La historia te puede gustar más o menos pero trata un tema universal como es la unión entre la familia sea postiza o real. El usar un tema universal y enmarcarlo de esa forma es muy positivo para el poder sacar el  mayor rendimiento a un producto audiovisual a través de su distribución nacional e internacional, algo muy acertado. Así que espero que remonte y que mejore su taquilla y el público no se deje llevar por la primera impresión.

Por si acaso nosotros os dejamos varios enlaces interesantes que están en la web de Atresmedia.

Making off

1 comentario en “Crítica Toro de Kike Maillo

  1. Ya he visto «Toro» en el cine y me ha parecido una película muy interesante. Una gran historia acompañada de grandes interpretaciones. Las escena de acción parecen muy reales. Yo la recomiendo…Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *