Formación en gestión cultural: Elaborantes en Alicante sede Las Cigarreras

Los días 16, 17 y 18 de mayo ha tenido lugar una acción formativa para potenciar en la ciudad de Alicante el conocimiento y la profesionalización dentro del marco de las industrias culturales y creativas. La gestión cultural es una profesión en auge, necesaria para fomentar no sólo experiencias culturales sino favorecer acciones de convivencia e integración social.

La cultura en cualquiera de sus manifestaciones es necesaria por su valor para favorecer la creación de públicos críticos como núcleo de atracción y sobre todo como forma de aprendizaje pues refleja la situación y realidad histórica del momento en que se lleva a cabo. Conocer experiencias locales, nacionales e inclusive de otros países es un verdadero elemento de aprendizaje para el sujeto que consume este contenido audiovisual.  Teniendo en cuanta esta realidad, y su importancia y sobre todo la certeza de que las industrias culturales y creativas son un activo importante que además genera riqueza de manera directa e indirecta en los lugares donde se desarrolla, es de agradecer la apuesta por hacer acciones sobre este ámbito en una ciudad como Alicante. Si hablamos de esta ciudad, siempre se relaciona con el marco turístico de sol y playa y el ocio. Por esa razón, que se estén dando lo primeros pasos hacia encaminarnos a la profesionalización es algo muy de alabar. A pesar de todo, hay un problema que en mi opinión debe de ser el primero en solventar y al que destinar recursos económicos como es la comunicación. El disponer de una plataforma activa y atractiva que recoja las actividades de cualquier sector cultural dentro del ámbito público y privado. Aquellos que conocimos la web “alacalle” que ya hace varios años que cerró, ha provocado un vacío muy importante que arrastra una ciudad que a pesar de que se critica que no tiene oferta cultural, el problema no es justamente esto, es la falta de visibilidad y de un espacio de consulta según tus gustos y aficiones. Porque aquellos que estamos atentos o vinculados de alguna manera vemos como muchas veces, demasiadas, se suceden actividades importantes y de gran afluencia de gente, durante el mismo fin de semana, de forma que tiene que competir por el público cuya participación a nivel general es muy escasa, y prefiere actividades de ocio no directamente relacionadas con la cultura.

Espacio de realización formación

Si bien es cierto, que ya se están llevando a cabo los primeros intentos de agenda, falta un verdadero empuje, y en mi opinión una gestión no directamente pública sino mixta que vele por el buen funcionamiento del mismo. Y, ¿por qué me he puesto a divagar sobre esto? Pues por la falta de afluencia a una actividad, como es la nueva edición de “Elaborantes” que si bien es sólo una charla, y no se pueden tener grandes pretensiones, puede servir a muchos para clarificar sus intenciones si quieren trabajan dentro de este ámbito. Las Cigarreras ha acogido esta actividad formativa dirigida a gestores culturales y en interesados del sector audiovisual. La pregunta es, ¿No se ha interesado nadie? ¿No hay interés dentro del campo del audiovisual? ¿No interesa la gestión cultural en Alicante? La verdad es que personalmente no se como responder a la mayoría de ellas, no tengo ninguna certeza de que es lo que sucede, lo que si tengo claro es que me genera una gran tristeza y a la vez frustración porque en el caso concreto del sector audiovisual, la realidad es que no existe una motivación real para tratar del salir del circulo de esta ciudad donde la creación está presente pero el interés por hacer las cosas de manera correcta y profesional o no interesan o hay un pesimismo demasiado generalizado que pesa por encima de todo. Porque además, está claro que aquellos que se quieren dedicar de forma profesional a este sector deben de emprender camino fuera, y logran alcanzar así sus metas. Esa es la razón por la que mis esfuerzos se centran en niños y jóvenes porque en personas de mayor edad la comunicación suele ser tan negativa que siquiera tratar de dialogar o cuestionar nada es bastante inútil.

Empresa madrileña especializada en gestión cultural

La primera sesión del 16 de mayo se centro en hablar del modelo de gestión para la organización de un festival. El ponente fue Luis Posada miembro de la empresa La Fábrica responsable de festivales tan importantes como PhotoEspaña, Eñe o de audiovisual el JamesonNotodofilmFest. En 1995 inició en la ciudad de Madrid su andadura de manos del periodista Alberto Anaut y Alberto Fesser en un proyecto conjunto que en la actualidad cuenta con la gestión de eventos directos y otros que se les encargan, una editorial, una librería, una tienda, una galería y un restaurante donde trabajan un total de 35 profesionales. Una empresa que realiza actividades culturales con el fin de generar un rendimiento económico y que cuentan con el apoyo de público y privado.  Durante cerca de 2 horas ns desgrano con ejemplos de los festivales PhotoEspaña y Eñe, cuales son las fases para poner en marcha un festival y los pasos más importantes a tener en cuenta para lograr ser un evento atractivo. Estas son:

  1. Conceptualización: debemos tener como en todo proyecto una idea clara y sencilla de nuestro proyecto. Preguntarnos por todos los elementos que rodean al festival hasta saber dar respuesta a cada uno de ellos, y lo que es más importante saber, si vamos a alcanzar resultados si se adecua a las premisas de oferta y demanda y existe un hueco para nosotros. Es importante también tener claro que aporta el festival dentro de la propia sociedad y a los colectivos que se dirige.  Unido a todo esto, se encuentra el nombre y la imagen del mismo, debe de ser atractivo y las cuestiones de marketing y de comunicación no se pueden dejar de lado teniendo en cuenta de que es la imagen en la actualidad la que motiva muchas acciones. En esta primera fase además debemos de cerrar un presupuesto y un plan de financiación por lo que tenemos que buscar los socios y colaboradores que nos puedan ayudar a que el festival tenga una continuidad. Siempre hay que tener presente que un festival es un proyecto vivo y cambiante que debe de adaptarse y cambiar en cada edición con el fin de acceder a nuevo públicos y tener el interés de aquellos que son de manera habitual público objetivo y por supuesto tener en cuenta el modelo DAFO para alcanzar las metas propuestas.
  2. Fase de ejecución: destinada a dirigir y coordinar todos los contenidos que componen el festival y a todo el personal que va a colaborar en el mismo.
  3. Fase de cierre. Finalizado el festival debe de haber una reunión entre el equipo técnico y de coordinación para evaluar como se ha desarrollado el festival con el fin de solventar errores y ver nuevas necesidades y actividades realizadas.
Charla festivales. Luis Posada

Fue una charla muy interesante pero meramente expositiva, y que puede ser útil para aquellos que directamente se han enfrentado a estas cuestiones pero, que en se queda bastante corta para aquellos que desconocen por completo como dar forma a todos los planteamientos dados.

El miércoles, 17 de mayo. La ponencia corrió a cargo del productor Xavier Crespo, director de producción y productor ejecutivo de proyectos teatrales y audiovisuales y miembro fundador de DACSA Producciones además de miembro de la Asociación de Productores AVANT. Una charla donde también exponía como se debía dar forma a un proyecto audiovisual nacional siguiendo las pautas determinadas para conseguir comercializar un producto audiovisual.

Xavier Crespo la producción audiovisual

La última ponencia se llevó a cabo, el jueves 18 de mayo y corrió a cargo de Valenti Acconcia donde se hablaba del crowdfunding como medio de recaudar dinero por parte de pequeños mecenas que creen en tu proyecto y que aportan pequeñas cantidades de dinero a cambio de pequeñas recompensas. Ahora mismo está forma de lograr dinero se utiliza para cualquier proyecto sea cultural o no. Se ha masificado mucho, hasta el punto de que el alcanzar el objetivo necesita de una importante campaña para llamar la atención del público objetivo al que se dirige el proyecto. El modelo a seguir en ese caso busca igual que en un festival o en un proyecto audiovisual disponer de un planteamiento muy bien definido y que pueda generar interés y resolver una necesidad.

A pesar de la falta de personas, esperemos que no decaiga el interés, y que se sigan haciendo acciones formativas concretas y concisas con un claro objetivo que redunde en el beneficio de la ciudad y de sus habitantes.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *