Las 10 mejores películas que he disfrutado en 2017

Comenzamos el año con la lista de las películas nacionales que más he disfrutado en 2017.  En breve toca la temporada de premios, y un año más parece que todo se centra en unas pocas películas, cuando este año, hemos podido disfrutar de una gran variedad de títulos de diferentes géneros y temas, que la verdad he disfrutado mucho, y que me ha llevado a las salas. En total este año he visto 30 largometrajes nacionales, todo un record, sobre todo porque en Alicante, la ciudad en la que resido, a veces tenía que hacer malabarismos para ir a ver las películas que estaba seguro que sólo iba a aguantar la semana en cartel. Otras veces en cambio como con Verano 1993 de Carla Simon pude verla en Madrid y menos mal, porque cada vez más me molesta no poder ver la película en la versión original en la que fue creada. Y llegado a este punto llegamos al debate eterno, ¿por qué cuesta tanto en España ver una película en versión original, cuando debería de ser una norma como sucede en el resto de países del mundo? ¿Por qué existen tantos prejuicios con la lengua, si somos un país que deberíamos sentirnos orgullosos de ser tan ricos, además de en cultura, gastronomía, recursos, para disponer de lenguas propias oficiales en diferentes CC.AA?

Dentro del sector cinematográfico, las CC.AA, tienen una serie de ayudas públicas, donde se valora y fomenta la creación en la lengua minoritaria, películas que a nivel general sería consideradas low cost, no podemos olvidar que para el ICAA las películas pueden optar a las ayudas selectivas cuando el coste mínimo de la película es de 1.800.000€, pero que pueden ser historias interesantes, y por que no exportables por toda nuestra geografía y también a nivel nacional, cuando somos capaces de crear películas cuyos temas abordan hechos universales como el amor, el odio… y es que es sin duda un planteamiento que explota desde hace muchos años, quizás nuestro director más internacional como es Pedro Almodovar, cuyo sello inconfundible que nuestro país se ama y se odia a partes iguales, es sin embargo un reclamo fuera de nuestras fronteras donde los espectadores van a ver sus películas, cine español 100% que se respira por todos lados. Entonces, por qué es tan complicado que todos los agentes del sector se unan para que se pueda disfrutar de las películas nuestras películas en versión original, eduquemos al espectador que nosotros debemos tener ese principio y este es el primer paso para después incluir las películas de otros países. Reto del 2018.

 

El pasado 13 de diciembre la Academia de cine dio a conocer las películas nominadas a la 32 Edición de los Premios Goya, son los premios más destacados de nuestra país como en Francia son los Cesar, o en EE.UU los Oscar, la fiesta de nuestro cine, unos premios sin valor económico, pero si de gran valor al ser el reconocimiento del trabajo realizado a nivel técnico y artístico.

En estos momentos parece que la Academia está dando un giro a la propia realidad de la institución de manos de sus nuevos directivos, hay una apuesta por la inclusión del cine en el aula, la creación de una Fundación y crece el número de académicos en una institución que parece se renueva como quizás lo haga después de años la celebración de esta fiesta con una nueva realización con Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla como presentadores, veremos, y esperemos que se quede todo como papel mojado.

Con la incorporación de nuevos académicos, parece que este año la tendencia ha cambiado, y no son las películas de mayor presupuesto, las que cuentan con el apoyo de las televisiones privadas las que cuentan con más candidaturas, y yo que me alegro. No se puede discutir de que puede que a nivel técnico los recursos se noten, y mucho, pero sus historias comerciales, me parecen tan poco atractivas como muchas de las series que desarrollan, los personajes son puros estereotipos, y las tramas se entrelazan tan rápido que es imposible generar empatia alguna. Lo bueno, quizás es que se está consiguiendo que el espectador vaya a ver nuestro cine, gracias al trabajo de promoción, pero personalmente justo esas películas carecen por lo generar de mi interés y aquellas que vi, sólo un par de ellas está en está lista y una es por su calidad técnica y la otra por la elección actoral. Esperemos que los directivos de esas cadenas, apuesten por historias más comprometidas, por las mujeres directoras, y por otros géneros más allá de la comedia, porque es ahí donde el incremento de presupuesto se nota la diferencia en positivo para el conjunto de nuestra industria pues serán historias fácilmente exportables.

En cualquier caso, no puede ser que de las más de 300 películas que se producen al año sólo una docena de películas sean las que al final entren en la quiniela para recibir la estatuilla, es importante cambiar un poco la estructura de elección de las candidaturas, ampliar nuevas categorías como si hacen otros premios como los Premios Feroz que incluyen mejor trailer, mejor cartel, desde luego para fomentar la inclusión de la mujer incluyendo quizás un premio propio para favorecer su visibilidad nuevas acciones que revitalicen y actualicen estos premios. ¿Qué opináis?

Por último, he querido dejar fuera de la lista las películas de animación nacionales porque a pesar de todo no tienen la misma consideración.  Ver Psiconautas de Alberto Rodríguez y Pedro Rivero premio Goya a la Mejor Película de Animación de 2017 todo un gustazo, y continuación del corto Birdboy, una película para adultos sobre una realidad dramática donde se puede decir que a pesar de ser ficción es muy semejante a la realidad actual. Disfrute de Tadeo Jones 2 con una sala llena de niños, aunque eche de menos que la parte de la Alhambra no tuviera más minutos de metraje porque fue maravilloso que ciudades nuestras se vean en animación y que se vean por todo el mundo, porque no podemos olvidar que la animación nacional a diferencia de la ficción sino no hay preventas internacionales es imposible por costes sacar adelante estas producciones. Un Tadeo que volveremos a ver con una nueva película que comienza en breve su producción. Y Deep quizás una película más de niños, pero que disfrute mucho, porque que le vamos a hacer, a mi me gusta alimentar de vez en cuando a la niña que llevo dentro y que no hay que olvidar.

Dicho esto mi lista, que incluiría en el número 11 Pieles de Eduardo Casanova por su valentía en una historia diferente con un trasfondo que es un ejemplo para trabajar sobre las diferencias, el respeto y la inclusión sobre la diversidad. Bravo.

10. Es por ti bien de Carlos Therón una divertida comedia con grandes actores de nuestro cine Coronado, Cámara y Álamo en los papeles masculinos y Castro, Pujalte y Ruiz como las esposas y Silvia Alonso, Georgina Amorós y Andrea Ros como las hijas que tiene que sufrir el proteccionismo de sus padres cuando estas se hacen novios. Una historia que retrata las diferencias entre hombres y mujeres, prejuicios marcados, que forman parte de la realidad de nuestro país con su estructura patriarcal pero, que al final tiene una lectura muy positiva y eso es justamente lo que se debe de buscar con las películas, ver, disfrutar y reflexionar.

9. El guardián invisible de Fernando González Molina. Todavía no tengo claro, si habrá o no continuación de estas película, esperemos que sea así, porque a mi me gustó esta adaptación de la primera novela de trilogía de Baztán de Dolores Redondo. Un thriller centrado en Navarra con Marta Etura de protagonista, yo adoró a esta mujer que de siempre ha sido una de mis actrices preferidas, en un roll diferente pero interesante con una reparto en el que destacar a Elvira Mínguez que da gusto verla en cada nuevo personaje que hace. Un pero, el personaje del novio Benn Northover, no hay química entre ellos, y no se entiendo mucho esa relación forzada para apoyar la coproducción internacional.

8. Tierra firme de Carlos Marqués-Marcet. Interesante la segunda película del director después de 10.000km donde repite con los actores Natalia Tena y David Verdaguer en un rol completamente diferente. Una historia fantástica que no puedo poner más baja en mi lista porque a pesar de que la disfrute mucho, el doblaje me mató mucho, porque me encanta la voz de Verdaguer que se pierde y mucho.

7. Verano 1993 de Carla Simon. Película de Avalon que apoya al primer largometraje de Carla Simon donde destacamos la participación de David Verdaguer y sobre todo el trabajo de las dos niñas verdaderas protagonistas de esta historia de vida, de seguir adelante cuando pierdes a un ser querido en la infancia, alguien tan importante como tu madre. Verla en su idioma original fue importante, porque si bien se me hizo un poco larga, verla doblada creo que hubiera sido una decepción importante.

6. La llamada de Javier Ambrossi y Javier Calvo. Los Javis hacen una fantástica adaptación a una obra teatral que vio la luz en 2013 sobre la vida de dos adolescentes Macarena García y Ana Castillo una película donde la mujer es la protagonista y donde destacar el trabajo de Belén Cuesta. Aire fresco dentro de la realidad cinematográfica nacional, veremos que nuevas historias nos traen estos chicos.

5. Abracadabra de Pablo Berguer. Disfrute mucho Blancanieves y su trabajo con Maribel Verdu y con está me ha pasado lo mismo, impresionante ver el trabajo de la Verdu sobre todo en las secuencias finales, un interesante marca del director en su nueva película, quizás lo peor José Mota al que a pesar de que hace un papel interesante, me es imposible está encasillado en su rol de sketch de sus programas, para un ratillo vale, pero para un papel largo, no me llega.

4. Zona hostil de Adolfo Martínez. Veo muchas películas de Tornasol me gustan de antemano las historias que lanzan, pero no se porque en la mayoría de veces me decepcionan por su planteamiento de distribución y de promoción no entiendo con lo que cuesta hacer una película como es que no llevan a cabo un mayor trabajo para darles visibilidad teniendo en cuenta de que son películas que siempre logran tener un reparto interesante.  Cuatro son las películas que ha sacado adelante la productora en 2017, que además tuvo sede en Alicante cuando existían los estudios de Ciudad de la Luz, La niebla y la doncella que a pesar del reparto, se me hizo costa arriba el ir a verla a pesar de que estuvo varias semanas en salas, El jugador de Ajedrez me gustó el trabajo centrado en nuestra realidad vinculada a la guerra aunque un poco atropellada en sus pasos de la relación principal, El último traje sin a penas presencia en las carteleras que no puedo comentar y Zona hostil un trabajo homenaje al trabajo de nuestras fuerzas armadas que me llegó y mucho, será porque tengo a mi hermano trabajando en ello, y ha servido para sentirme más cercano a él, un trabajo fantástico.

3. La libreria de Isabel Coixet. Nuestra directora más internacional estrena está su nueva película basada en una adaptación de una novela de  Penelope Fitzgerald. Saber que la película tiene como versión original otro idioma ya me lleva a buscarla en VOS. Viendo ahora, y tras ubicar los títulos me doy cuenta que son las historias donde aparece la mujer con un rol fuerte, historias cercanas, y reales las que son las películas que verdaderamente me gustan.

2. Incierta gloria de Agustí Villaronga. Tenía dudas de que película ponía primera o segunda, y ha sido el doblaje la que lo ha decantado. Disfrute mucho la película, la historia, los personajes, la contextualización, pero horrible el doblaje. Fue una película con la que salí con una sonrisa al acabar, y de la que no me importo después a pesar de las horas tener que andar unos 20 min para llegar a mi casa, la disfrute mucho. Una historia muy nuestra que creo que ahora deben de volver a hacerse porque desde la distancia a pesar de que quedan heridas abiertas, creo que queda mucho por contar de nuestro pasado, y el cine es la mejor plataforma para ello.

1.  Verónica de Paco Plaza. Es una película de encargo, pero a pesar de todo, se puede ver el buen hacer del director valenciano en retratar con éxito un momento los años 90, fantástica su banda sonora con Bunbury, un reparto fantástico donde quizás lo menos conseguido es el trabajo de Ana Torrent, la madre.

Veremos que nos depara el 2018, con ganas de ver la nueva películas de los directores Javier Ruiz Caldera, Superlópez (si, yo era una enamorada de este comic por encima del Zipi y Zape y Mortadelo y Filemon), Daniel de la Torre con su segunda película La Sombra de la Ley, película ambientada en 1921,  Rodrigo Sorogoyen con El reino y Javier Fresser con Campeones.  No sabemos nada de estrenos de directoras a excepción de Patricia Font que salta al largometraje con Gente que viene y bah, Ana Asensio que estrena Most Beautiful Island gracias al apoyo de la distribuidora Conunpack, Mejor largometraje en SXSW de Austin, Patricia Ferreira con  Thi Mai, rumbo a Vietnam lo iremos descubriendo. Esperemos poder hacer nuevas entrevistas sobre estas películas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *