Las 5 peores películas que he visto en 2017

Después de lo bueno toca hablar de lo malo. Este año, no puedo decir que ninguna película de esta lista es mala, simplemente que a mi no me ha gustado, o me ha decepcionado. He de decir que no me gustan las películas estas vacías e insulsas creadas como elemento de ocio, error, para mi el cine, es soñar, es reír, es reflexionar, es empatizar con los personajes pero cada vez más me alejo de las películas comerciales en salas, supongo que me ha afectado también el cambio de tendencia actual de ver cine pues para mi es una rutina individual que en grupo. Ahora mismo, voy a las salas, casi el 80% de las veces sola, y dependiendo del cine al que voy, siempre escojo el mismo asiento. Me gusta más disfrutar de una película desde una esquina que centrada en la sala, manías. Otra consideración, es no soportar películas muy largas, se me hacen increíblemente pesadas, ver como alargan una trama a veces sin ningún sentido, me hace desconectar. Esto se debe, supongo a los cambios que ha llegado con las series de 45 min, aquellas que nos llegan y que están en las plataformas digitales como Netflix, suscriptora, claro. Esperemos que pronto, las series españolas consigan esta reducción de tiempo tan importante también para fomentar su venta fuera de nuestras fronteras, aunque parece que ya comienzan a ponerse las pilas en esto.

Son pues las series las que ocupan mi tiempo cada noche, no soy asidua a los reality show, y ya estoy saturada de los programas de entretenimiento como OT, la Voz y similares y este año he desconectado de Tu cara me suena, después de ver un par de decepcionantes programas de Tu cara no me suena. Si veo en cambio, Masterchef y sus versiones, me encanta la de los niños y me gustan las cadenas temáticas como Neox, Divinity o Be Mad. Así que son pocas las películas que veo en televisión, pues con la publicidad, son una verdadera tortura.

Dicho esto y antes de decir las 5 películas que menos me han gustado quiero comentar dos películas que no han pasado el corte de su las películas predecesoras de sus directores. Estas son Handia  de Aitor Arregi y Jon Garaño que sin ser una mala película teniendo en cuenta que a nivel técnico y artístico es de notable alto, a pesar de que tuve que verla doblada, Loreak fue una película que me gustó mucho, y esta historia a pesar de a priori ser interesante, se me hizo tremendamente larga, 114 minutos son demasiados para tratar una historia donde se pueden suprimir muchos actos, y donde por montaje además rompen el relato con la inclusión de cabeceras. La otra es El autor de Manuel Martín Cuenca, y de nuevo por lo mismo, es una película de 112 minutos, con una María León horrible, sobre actuada con demasiadas subtramas. La lectura de una entrevista a Javier Gutiérrez hablando de la importancia que había tenido Sevilla en la trama que después no se ve en absoluto me decepciono muchísimo, pues pensar que si bien el espacio se integra no tiene esa presencia tan imponente de planos como fue Canival su anterior película, y si muchos destacan el trabajo de Javier Gutiérrez, a mi no me llega hasta el desenlace final, lo mejor sin duda de la película como es el personaje de Antonio de la Torre.

5. Como la espuma de Roberto Pérez Toledo. Me encantan cortos de Roberto, pero no me gusto nada esta película o lo que es lo mismo es contexto en el que se desarrolla de una fiesta de desenfreno como espacio de reflexión de varias parejas, no me pareció una elección acertada, y no creo que se asemeje mucho a la realidad de superficialidad para tratar temas importantes.

4. Toc, Toc de Vicente Villanueva película comercial y llena de estereotipos predecible y aburrida porque escoger un buen reparto no significa que sea una buena película al revés, creo que la tortazo es más grande, además está lleno de errores porque es imposible controlar determinadas fobias de los personajes. Una pena porque la obra de teatro si parece que era interesante.

3.  La Cordillera de Santiago Meitre coproducción hispano-argentina con Ricardo Darín a la cabeza. Actor que atrae muy mucho, y que nos lleva a muchos a ir al cine, porque verlo actuar, es fantástico, pero a día de hoy todavía no soy capaz de vislumbrar de que iba o que pretendía contarnos esta película que se vende como una cosa, y después es otra cosa.

2. Smoking Club. 129 Normas de Alberto Utrera fui a ver la película con interés aunque con rechazo pues no estoy a favor de este tipo de espacios de consumo de drogas. Sea como fuere, a pesar de que a nivel técnico y la fotografía y montaje es interesante, se me hizo muy cuesta arriba. Eso si, un 10 del trabajo de promoción de la cinta y del cuidado trabajo de diseño.

1. Muchos hijos, un mono y un castillo de Gustavo Salmeron. Esta es una película que el trailer te vende una cosa, y después es otra cosa, me pareció soperifera, cargante la señora y que pena que no tuviera más presencia otros personajes. Horrible.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *