Pautas dentro del dpto de producción

A finales de marzo desde la Asociación Mediterrània Audiovisual  ofrecimos una charla/taller que llevo a cabo el director valenciano Javier Valenzuela sobre cómo ser director de cine en España.

Los asistentes quedaron encantados y entre muchas de las cosas que contó en su charla había muchas cosas de sentido común, como es la importancia de establecer una buena relación entre el departamento de producción y de dirección.

Los proyectos audiovisuales son un trabajo de equipo y se necesita de que mientras duré todo el trabajo que a veces puede ser incluso varios años, las relaciones y la comunicación entre los departamentos sea correcta y fluida para el beneficio del mismo. 

Mientras que el departamento de dirección se encarga de todas la parte más ‘creativa’, producción realiza las acciones relacionadas con la operatividad, las necesidades de todos y cada uno de los miembros del equipo y el control y  gestión del presupuesto necesario. Producción no es quien hace los bocadillos o se encarga sólo del papeleo. Son un conjunto de personas según un organigrama muy específico que lleva a cabo una serie de funciones que sirven para que ese producto que se plasmó en un guión literario pueda ver la luz en tiempo y forma. Tres son los roles principales de la estructura de producción en España: el productor ejecutivo, el director de producción y el jefe de producción. Pero a ellos se les unen el secretari@ de producción, ayudantes, auxiliares y dependiendo de las dimensiones del proyecto se necesitarán más o menos personas.

En la actualidad los roles a veces tienden a unificarse como consecuencia de la reducción de presupuesto, lo que provoca una carga importante de trabajo ya que son muchos los elementos a supervisar y ejecutar. Por esta razón, la profesionalidad y el trabajo y apoyo de todos los miembros del equipo es prioritario. Si se producen cambios confirmados por dirección que no sabe producción como consecuencia de la falta de comunicación y coordinación puede dar lugar a crear una serie de problemas que rompen el presupuesto, tan ajustado en la actualidad, u otras implicaciones que pueden desencadenar la anulación o caída del proyecto. Determinados directores utilizan  el mismo equipo de producción porque se han logrado crear esa comunión a la hora de realizar el trabajo para cada una de las fases de producción.

Hay un gran desconocimiento sobre el funcionamiento del trabajo del departamento de producción en su conjunto, y aunque tiene partes y funciones similares al sistema americano que utiliza una concepción claramente industrial, en la realidad tiene sutiles diferencias pues en España las obras audiovisuales son consideradas en su inmensa mayoría como valor cultural. Esto ahora mismo está cambiando por los cambios en la estructura de funcionamiento de sacar adelante los productos audiovisuales pues mientras antes dependían de las ayudas, hoy su drástica reducción ha provocado nuevas formas de producir donde cada vez más se tiene en cuenta al espectador.

 Lo que debe de quedar claro, es que  no todo el mundo puede ser parte de un equipo de producción se necesitan de una serie de características que les definen, pues todos y cada uno de las personas encargadas de alguna de las acciones relacionadas con la producción deben ser conscientes de su cargo de responsabilidad y buen fin del proyecto.

Una persona que ejerza funciones de producción es capaz de ver y potenciar un proyecto, cual diamante en bruto, realizar las preguntas adecuadas y las acciones precisas para que el proyecto sea viable no sólo económicamente. Dentro de la producción hay claros elementos creativos pues aunque es el director quien este punto tiene la última palabra, sus conocimientos técnicos y de todas y cada una de las fases de producción ejercen una opinión que no deben de desecharse sin ser analizadas o tenidas en cuenta. Las actitudes basadas en el ego y soberbia son muy perjudiciales pues perjudican la cohesión del equipo y por supuesto en el producto. La realización y producción de todo proyecto dentro de los medios audiovisuales ya sea cine, televisión o publicidad sin dejar de lado Internet es como ya hemos comentado un trabajo en equipo. Participan diferentes personas con principios, inquietudes, valores distintos pero que durante un tiempo determinado son como una familia por la cantidad de horas que están juntos  compartiendo la realización de un proyecto audiovisual intenso porque se lleva a cabo en un corto periodo de tiempo.

El respeto a la autoridad dada a cada uno en su rol, debe de ser respetada igual que sucede en otros sectores laborales, algo que es de sentido común pero que se puede diluir cuando se mezclan determinados equipos. Por supuesto, el respecto se gana y a veces es cuestión de actitud, nunca hay que perder los nervios, aunque en determinados rodajes es complicado. Es importante saber aceptar de buen grado las sugerencias de personas que tienen más experiencia y no tomárselo como un ataque personal.

 Entre las características necesarias que destacaría están:

  • Capacidad de liderazgo. El productor y su departamento trabajan para que el producto audiovisual alcance el mayor recorrido posible. La producción no sólo se centra en lograr sacar adelante y realizar el proyecto en base a un presupuesto y plan de financiación, sino que continúa después en búsqueda de potenciar el recorrido en las distintas ventanas de distribución.
  • Talante y comunicación.  Como ya hemos estado mencionando es una de las características más importantes y a la vez más complicadas, el mediar ante los conflictos, el  crear un equipo cohesionado etc…
  • Resolución de problemas y conflictos. En cada una de las fases hay que tomar decisiones que a veces no son del gusto de la mayoría, y otras surgen problemas que necesitan de decisiones rápidas para no perjudicar el proceso de rodaje. Las personas que forman parte del equipo de producción deben de saber adelantarse a los problemas y prever problemas ya sea con el equipo técnico y/o artístico o con el material. En estos casos la comunicación con el ayte de dirección puede ser determinante.
  • Conocimientos técnicos. Producción debe de establecer el presupuesto del proyecto, si no conoce las características principales de determinados equipos y la situación del mercado puede desencadenar problemas importantes a corto y largo plazo.

Información adicional:

El productor ejecutivo de programas de entretenimiento, por Enrique Guerrero. Universidad de Navarra. 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *